La FundaciÓn CNSE publica un diccionario trilingÜe
lengua de signos espaÑola- inglÉs- espaÑol

Portada diccionario VisualMás de 19.000 jóvenes sordos podrán aprender inglés gracias al nuevo diccionario trilingüe lengua de signos española-inglés-español, que acaba de publicar la Fundación CNSE con el apoyo de la Fundación ONCE. Recoge cerca de 1.000 conceptos y expresiones habituales para aprender los signos y las palabras en inglés de uso más frecuente.

Los beneficiarios serán las personas sordas de cualquier edad, pero muy especialmente los niños y jóvenes sordos en edad escolar. En este sentido, teniendo en cuenta que ofrece el español como tercer idioma, los niños oyentes también podrán utilizar este material para aprender simultáneamente inglés y lengua de signos española. Asimismo, profesores y otros profesionales como psicólogos o logopedas se podrán beneficiar del mismo.

El material, eminentemente visual, incluye distintos apartados como “saludos y preguntas”, “calendario” o “transporte”, organizados en 15 temas para facilitar el aprendizaje del alumno. También cuenta con un índice en español e inglés e incluye diversas fotografías de la articulación de los signos correspondientes y de los conceptos a los que se refiere.

Entre otros objetivos, este primer diccionario trilingüe pretende favorecer y mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje del inglés por parte del colectivo de personas sordas a través de la lengua de signos española, y elaborar materiales específicos para la educación bilingüe en lengua de signos española y lengua oral.

Se trata pues, del primer diccionario de estas características que persigue facilitar la interacción de las personas sordas en entornos y países de habla inglesa, crear un material de trabajo que sirva de apoyo para profesionales que interactúan con niños sordos, y ofrecer a las familias con miembros sordos recursos didácticos adecuados a su realidad.

METODOLOGÍA

Los proyectos lexicográficos implican un gran esfuerzo de trabajo y tiempo. Este proyecto se llevó a cabo a través de cuatro fases de trabajo. La primera, en la que se diseñó una unidad modelo del diccionario a partir del análisis de otras publicaciones visuales bilingües, y la selección de aquellas entradas cuyos signos estuvieran estandarizados y recogidos en anteriores materiales validados y avalados por profesionales sordos expertos en lengua de signos española.

La segunda fase, centrada en la selección de las imágenes identificativas de las entradas léxicas y la realización de las fotografías de sus correspondientes signos. La tercera, en la que se maquetó todo el material elaborado en las fases anteriores y, por último, una cuarta fase, dedicada a la revisión final del diccionario.