Resolver conflictos Actitudes ante un conflicto

Hace poco mi hija llegó a casa con olor a alcohol y se comportaba de forma extraña. Hablé con ella y al final me confesó que sí, que había bebido alcohol y había fumado un porro. ¡Me puse muy nerviosa y no supe qué hacer! Yo creo que es culpa de ese grupo de amigas que tiene ahora. Además, ahora que su padre y yo nos estamos separando… no creo que sea el mejor momento. Mejor lo dejo para cuando nos hayamos separado ya del todo y la situación sea más tranquila.

En las familias con hijos o hijas adolescentes a veces ocurren este tipo de situaciones: quiere llegar más tarde a casa, le han visto fumar un porro, ha llegado a casa con olor a alcohol, etc. ¡Surgió el conflicto! Y ahora… ¿qué hacer?

Los conflictos familiares 

¿Qué es un conflicto?Tener conflictos en la familia es algo normal… entonces ¿por qué no nos gustan? ¿Por qué se ven como un problema?

¿Qué es un conflicto? En realidad los conflictos aparecen cuando vosotros, papás y mamás queréis una cosa, por ejemplo, que no fume porros, y vuestro hijo o hija quiere otra cosa, por ejemplo, fumar porros (aunque sea fuera de casa cuando está con sus amigos y amigas).

Los conflictos no son agradables ¿verdad?, pero en realidad son buenos porque sirven para avanzar, para cambiar. Lo importante es ver los conflictos como algo positivo, aunque cueste un poco al principio.

¿Cómo afrontar un conflicto?

¿Tenéis un conflicto con vuestro hijo o hija? Recordad que eso es algo bastante habitual y no significa que la familia “funciona mal”. A veces, en esas situaciones, el conflicto no se soluciona, ¿por qué? Pueden ser muchas las causas, pero hay algunas actitudes de los padres y las madres que influyen de forma negativa.

En el apartado Normas y límites en casa podéis encontrar más información.

Cuando la actitud ante un conflicto es alguna de las anteriores la situación se convierte en algo parecido a esto:

actitud
  • "Negar"
  • "Posponer"
  • "Causa externa"
  • "Todo es conflicto"
  • "Solución global"

RECORDAD: Los conflictos son algo habitual en las familias, y cuando el hijo o la hija es adolescente estos conflictos son algo más habituales. La actitud ante un conflicto es muy importante, pero lo importante es identificar el conflicto (todo no es un conflicto), asumirlo y afrontarlo.

Mi hijo (o mi hija) dice...

  • Fundación CNSE
  • Ministerio
  • Proyecto hombre

INDICE

REDES SOCIALES

  • facebook
  • twitter

CONTACTO

C/Islas Aleutianas, nº 28. 28035 Madrid.
Teléfono: 91 376 85 60, Fax: 91 376 85 64,