Comunicación en la familia La escucha activa

Ayer estuvimos en un centro especializado en drogas con nuestra hija. Me di cuenta de que la profesional que nos atendió estaba muy atenta, escuchándole mientras hablaba, le decía ‘sí’ con la cabeza para que viera que le estaba atendiendo… A lo mejor nosotros tendríamos que hacer eso también cuando hablemos con ella, con nuestra hija.

Saber comunicarse con vuestro hijo o hija adolescente es muy importante, así os sentiréis bien y será más fácil que lleguéis a un acuerdo. Además, si aprendéis a comunicaros seguro que vuestra relación familiar mejorará, y todos, papás, mamás, hijos e hijas, os conoceréis mejor unos a otros. Y no olvidéis que sois un ejemplo de comportamiento, así que si os comunicáis bien seguro que él o ella empezará a hacerlo también. ,

¿Cómo hacer una escucha activa?

Una de esas habilidades para comunicarse mejor se llama “escucha activa”. Quiere decir lo siguiente:

Puede que, ahora lo veáis un poco complicado, pero se puede aprender a hacerlo, ¡claro que sí! Mirad algunos trucos:

¿Cómo hablar? ¿Qué decir? ¿Cómo expresarnos en lengua de signos para que sienta que le estamos escuchando?

A través de lo que decís, hablando o en lengua de signos, podéis demostrar a vuestro hijo o hija que le estáis escuchando y que le estáis entendiendo. Que podemos hacer

Recordad que en la comunicación influyen muchos factores, verbales y no verbales. En el apartado Componentes de la comunicación encontraréis más información.

¿Qué cara tenemos que poner? ¿Qué comunicación no verbal?

Recordad que la comunicación no verbal es muy importante, porque a través de la cara y del cuerpo transmitís mucha información.

La escucha activa: dificultades

Es posible que penséis que no es fácil hacer un escucha activa cuando habláis con vuestro hijo o hija sobre las drogas: son temas que os preocupan mucho y tenéis miedo de que él o ella tome drogas. Estas son algunas de las dificultades más habituales:

La "la falsa escucha"

Muchas veces, cuando padres y madres os comunicáis con vuestros hijos e hijas pensáis que estáis escuchando de forma “activa”, pero no es así, en realidad es una “falsa escucha”. Es algo a lo que, en general, no estáis acostumbrados y tenéis que ir aprendiendo poco a poco.

Esa “falsa escucha” ocurre cuando adoptáis alguno de estos roles cuando os estáis comunicando con vuestro hijo o hija:

RECORDAD: Es importante demostrar a vuestro hijo o hija que le estáis escuchando, que sienta que le entendéis... seguro que podéis hacerlo y poco a poco, con la práctica, aprenderéis a hacerlo. No olvidéis que es importante lo que decís o lo que signáis, pero también lo que expresáis con la cara, con el cuerpo, con vuestra actitud.

Mi hijo (o mi hija) dice...

  • Fundación CNSE
  • Ministerio
  • Proyecto hombre

INDICE

REDES SOCIALES

  • facebook
  • twitter

CONTACTO

C/Islas Aleutianas, nº 28. 28035 Madrid.
Teléfono: 91 376 85 60, Fax: 91 376 85 64,