¿Qué daños producen?

Para ser conscientes del peligro que suponen los virus, hay que saber bien qué daños puede causar a mi ordenador y qué cosas no puede hacer un virus.

Daños que pueden causar a mi ordenador:

Pueden variar: desde molestar un rato al usuario, hasta impedir el funcionamiento del ordenador, borrar toda la información almacenada sin nuestro consentimiento, incluso sin nuestro conocimiento.

Algunos de los efectos que pueden causar son:
  • Mensajes: Visualizan mensajes molestos por pantalla.
  • Travesuras: Por ejemplo, reproducir una canción
  • Denegación de acceso: protegen con contraseña algunos documentos. El usuario no puede abrir el documento en cuestión.
  • Robo de datos: mandan por correo electrónico información de los datos del usuario, incluso archivos guardados en el disco duro infectado.
  • Corrupción de datos: alterar el contenido de los datos de algunos archivos.
  • Borrado de datos.
Vamos a diferenciar tres tipos de daño:

- Menor: producen molestias, pero no dañan los programas. No es muy difícil de eliminar, y es fácil de reparar. Por ejemplo, hacer que la teclas del teclado emitan un sonido cuando son pulsadas.

- Moderado: el virus se puede haber formateado o sobrescrito el disco duro. Si ha sucedido así, habrá que reinstalar los programas necesarios para que funcione el ordenador, como mínimo, el sistema operativo.

- Mayor: El efecto del virus es estropear la información del disco duro y los ficheros de apoyo. El virus también puede dar el código de gestión del sistema a una tercera parte en otro ordenador. Esta parte puede entrar en el sistema y hacer lo que quiera.

Cosas que no puede hacer un virus a mi ordenador:

Los virus informáticos no pueden causar un daño directo sobre el hardware. No existen instrucciones que derritan la unidad de disco rígido o que hagan estallar el cañón de un monitor. Los virus no pueden afectar al hardware, es decir, al CD-ROM, disquetera, grabadora, etc. Ni tampoco pueden afectar a la información protegida contra escritura. Ni a aquellos elementos que estén cerca del ordenador, como una tarjeta, un disquete, etc.

Sin embargo, un virus puede hacer ejecutar operaciones que reduzcan la vida útil de los dispositivos. Por ejemplo: hacer que la placa de sonido envíe señales de frecuencias variadas con un volumen muy alto para averiar los parlantes, hacer que la impresora desplace el cabezal de un lado a otro o que lo golpee contra uno de los lados, hacer que las unidades de almacenamiento muevan a gran velocidad las cabezas de lectura / escritura para que se desgasten, hacer que se borre la BIOS o hacer que el sensor de temperatura del procesador dé una información falsa, con el peligro de que éste se pueda quemar. Todo este tipo de cosas son posibles aunque muy poco probables y por lo general los virus prefieren atacar los archivos y no meterse con la parte física (hardware).

 
Vídeo01
reproducción video LSE
Vídeo02 reproducción video LSE
enlace a fundacionCNSE
  enlace a panda antivirus

Copyright © 2007 FundacionCNSE