Recomendaciones para cada situación

Pulse para desplegar el menú

Recomendaciones para cada situación:

Recomendaciones para cada situación:

  • Incendio forestal

    Un incendio forestal es el fuego que se extiende sin control en terreno forestal. Recorre grandes extensiones de terreno a mucha velocidad, pudiendo cambiar de dirección en cualquier momento. Las carreteras, ríos o cortafuegos, muchas veces no impiden que el incendio se siga propagando.
    • Si todavía no han llegado las autoridades (policía, protección civil, etc.), contacta con el 112 de emergencias. En esta página tienes un listado de aplicaciones de emergencias para dispositivos móviles en diferentes Comunidades Autónomas para personas sordas.
    • No intentes apagar el fuego si es grande, a menos que sigas las indicaciones de los bomberos.
    • Protégete del humo colocándote un trapo mojado en tu cara y respira por la nariz.
    • Si necesitas huir, hazlo cuesta abajo, ya que generalmente el fuego sube ladera arriba.
    • Si te refugias en tu casa, cierra puertas y ventanas e intenta tapar los resquicios por donde pueda entrar el humo, por ejemplo, por debajo de la puerta con una toalla mojada.
    • Si el humo entra en tu casa, mantente agachado y cerca del suelo.
    • Si tienes que huir de tu casa, corta la luz y el gas. Coge solo lo imprescindible si tienes tiempo.
    • No te escondas, ya que a los profesionales de salvamento podría costarles encontrarte y a ti podría dificultarte la huida en caso necesario.
    • Si se te prende la ropa, no corras porque el aire avivaría la llama. Tírate al suelo, cúbrete la cara con las manos y rueda sobre ti mismo.
  • Tormenta invernal

    La tormenta invernal se caracteriza por una o varios elementos meteorológicos: nieve intensa, fuerte viento, temperaturas muy bajas, heladas, etc. Puede durar varios días.
    Normalmente se puede prever la llegada de una tormenta invernal. Si te enteras por las noticias de la proximidad de una tormenta, puedes adoptar las siguientes precauciones:
    • Revisa que tu sistema de calefacción en casa funciona correctamente.
    • Si vives en una casa o vivienda unipersonal, comprueba que el tejado está en buenas condiciones. El gran peso de la nieve puede provocar derrumbamientos.
    • Ten a mano linternas y velas por si se corta la electricidad en algún momento.
    Durante una tormenta invernal:
    • No uses el coche o cualquier vehículo particular a menos que sea absolutamente necesario. Y si necesitas usar el coche o un vehículo particular:
      o Infórmate previamente del estado de las carreteras en tu ruta.
      o Es mejor no viajar de noche y viajar acompañado.
      o Si se prevé nieve, necesitarás cadenas.
      o Comprueba el estado de tu vehículo: líquido anticongelante, frenos, luces, calefacción, limpiaparabrisas, etc.
      o Comienza el desplazamiento con depósito de combustible lleno.
      o Comprueba que la carga del móvil está al máximo por si necesitas pedir ayuda en caso de emergencia. Si es posible, lleva un cargador de coche para el móvil.
      o Si hay nieve o helada en la carretera, es preferible conducir en marchas cortas (1ª, 2ª y 3ª).
      o Si tu vehículo se queda atrapado en la nieve, pide ayuda y no abandones el vehículo. Si la nevada es intensa, intenta retirar la nieve de vez en cuando para que el vehículo permanezca visible.
    • No salgas a la calle a menos que sea absolutamente necesario. Si necesitas salir, protégete la cara y evita que el aire frío entre directamente en los pulmones, por ejemplo, con una bufanda. Comprueba que tu calzado no resbala con la nieve o el agua.
  • Inundación

    Una inundación es la ocupación por el agua de zonas destinadas a la vida habitual de la gente. Las inundaciones pueden venir del desbordamiento de ríos debido a fuertes lluvias, una fuerte subida de las mareas, un maremoto, etc.
    • Si te enteras de una posible inundación en las próximas horas por las noticias, prevé en casa al menos 4 litros de agua por día y por persona.
    • Si la lluvia está acompañada de tormenta, no busques refugio en un árbol, cueva ni, en general, en ningún lugar elevado, ya que atrae los rayos.
    • Si tu vivienda tiene una planta baja por la que pueda entrar el agua, coloca los objetos de valor, medicamentos y documentos importantes lo más elevados posible. Si es posible, guárdalos en bolsas herméticas.
    • Si vives en una casa o vivienda unipersonal y la inundación se prevé por lluvias, comprueba el buen estado de tu tejado, ya que la fuerte lluvia continuada puede hacer aparecer nuevas filtraciones al interior de la vivienda. Revisa también las bajadas de agua.
    • Retira cualquier objeto alrededor de la casa que pueda ser arrastrado por el agua, por ejemplo, mesas o sillas de la terraza.
    • Si comienza a entrar el agua en la vivienda o si necesitas evacuar, cierra las llaves principales de la luz y el gas.
    • No salgas a la calle a menos que sea absolutamente necesario. Si necesitas salir, no atravieses una zona inundada, ya que la fuerza del agua te puede arrastrar.
    • No uses el coche o cualquier vehículo particular a menos que sea absolutamente necesario. Si necesitas conducir:
      o Infórmate previamente del estado de las carreteras en tu ruta.
      o Evita las carreteras secundarias. Las autopistas y las autovías drenan mejor el agua.
      o Conduce con precaución, evita en lo posible los tramos con grandes cantidades de agua. Si no te queda más remedio que atravesarlo, conducir lentamente y con la primera marcha metida, para evitar que el motor se moje y se quede parado. Comprueba que funcionan los frenos después de atravesarlos.
  • Terremoto

    Un terremoto es un temblor de tierra que puede tener distintos grados de intensidad. Cuando es muy fuerte, puede producir desprendimientos de objetos o incluso derrumbes.
    No es posible predecir cuándo y dónde se producirá un terremoto, pero algunas zonas de España son más propensas a los terremotos, por lo que si vives en alguna de estas zonas, es recomendable que tomes algunas precauciones. De todas formas, solo unos pocos terremotos son sentidos por la población y la mayoría son de baja intensidad que no son percibidos.
    Las zonas más propensas son alrededor de los Pirineos, Andalucía y Murcia. Si vives en alguna de estas zonas, es recomendable que tomes las siguientes precauciones:
    • Ten en casa a mano un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio, pilas, además de algunos alimentos no perecederos (por ejemplo, atún enlatado, leche en polvo, pasta, arroz, azúcar, etc.) y agua embotellada.
    • Comprueba el buen estado de la estructura de tu edificio o vivienda.
    • Asegúrate de que los muebles se encuentren estables y bien fijados a la pared.
    • No coloques en los lugares altos cualquier objeto pesado que pueda caer ante un temblor.
    Durante el terremoto, lo mejor es intentar permanecer en el mismo lugar en que te encuentras buscando refugio seguro, ya que es precisamente con los desplazamientos cuando se producen más accidentes. Otras recomendaciones:
    • No salgas del edificio si no sabes que podrás refugiarte en algún lugar seguro muy cercano.
    • Dentro de casa o de algún edificio, refúgiate en los lugares más fuertes, como debajo de una mesa resistente o del dintel de las puertas, agárrate a las patas de la mesa o al dintel. No permanezcas cerca de las ventanas o espejos.
    • Si no puedes refugiarte, protege tu cabeza y cara lo mejor posible.
    • No uses el ascensor, ya que podrías quedarte atrapado si se corta la electricidad o incluso desplomarse el ascensor.
    • Cierra la llave principal del gas si tienes tiempo y de forma segura, pero no cortes la electricidad a menos que creas que puede haber riesgos.
    • Si te encuentras en la calle, corre a espacios abiertos, alejándote de los edificios, paredes, árboles, farolas, escaparates de cristal o cualquier mobiliario de calle que pueda caer. Después del terremoto, no entres en edificios dañados, ya que puede haber riesgo de derrumbamiento aunque no sea perceptible.
    • Si te encuentras dentro de un vehículo, para inmediatamente con seguridad o intenta parar en un espacio abierto y no salgas del mismo.
    • No uses el móvil a menos que sea estrictamente necesario o para pedir ayuda. Piensa que el terremoto lo siente toda la población y es posible que mucha gente esté asustada, colapsando los servicios de telefonía e impidiendo las llamadas verdaderamente importantes.
    • Después del terremoto, permanece alerta ante las réplicas, temblores generalmente de menor intensidad pero igualmente peligrosos.
  • Temporal de viento

    Es un viento fuerte que sopla a más de 60 km/h. A esta velocidad, se rompen las ramas de los árboles y caminar contra el viento es difícil. Los huracanes y tornados son muy poco frecuentes en España.
    Al igual que las inundaciones y las tormentas invernales, suele poder preverse con cierta antelación la llegada de los temporales de viento y se informa en los servicios de meteorología. Si te enteras por las noticias de la próxima llegada de un temporal de viento, adopta estas precauciones:
    • Revisa la resistencia de puertas y ventanas.
    • Asegura toldos, persianas o antenas, y retira cualquier objeto de una terraza o balcón que pueda caer o volar, como macetas, sombrillas, etc.
    • Si se prevén vientos huracanados, cierra las persianas.
    Durante el temporal de viento:
    • No salgas a la calle a menos que sea estrictamente necesario.
    • Si tienes que salir a la calle, evita desplazarte cerca de árboles, andamios, muros en mal estado, vallas publicitarias y paseos marítimos.
    • Si hay tormenta, intenta evitar las estructuras metálicas (grúas, farolas, etc. ) y no te refugies en un árbol.
    • Si hay tormenta y estás en casa, no abras las puertas a la calle o las ventanas, ya que la corrientes de aire atraen a los rayos.
    • No utilices el coche o cualquier vehículo particular. Si tienes que desplazarte en un vehículo:
      o Intenta utilizar el transporte público o infórmate del estado de las carreteras antes de salir.
      o Conduce a baja velocidad y agarra con firmeza el volante, ya que una fuerte sacudidas imprevista de viento puede hacerte perder el control del vehículo.
      o Las motos son especialmente vulnerables a los fuertes vientos.


Incendio forestal


Pulse para ver/ocultar información

Incendio forestal

Un incendio forestal es el fuego que se extiende sin control en terreno forestal. Recorre grandes extensiones de terreno a mucha velocidad, pudiendo cambiar de dirección en cualquier momento. Las carreteras, ríos o cortafuegos, muchas veces no impiden que el incendio se siga propagando.
  • Si todavía no han llegado las autoridades (policía, protección civil, etc.), contacta con el 112 de emergencias. En esta página tienes un listado de aplicaciones de emergencias para dispositivos móviles en diferentes Comunidades Autónomas para personas sordas.
  • No intentes apagar el fuego si es grande, a menos que sigas las indicaciones de los bomberos.
  • Protégete del humo colocándote un trapo mojado en tu cara y respira por la nariz.
  • Si necesitas huir, hazlo cuesta abajo, ya que generalmente el fuego sube ladera arriba.
  • Si te refugias en tu casa, cierra puertas y ventanas e intenta tapar los resquicios por donde pueda entrar el humo, por ejemplo, por debajo de la puerta con una toalla mojada.
  • Si el humo entra en tu casa, mantente agachado y cerca del suelo.
  • Si tienes que huir de tu casa, corta la luz y el gas. Coge solo lo imprescindible si tienes tiempo.
  • No te escondas, ya que a los profesionales de salvamento podría costarles encontrarte y a ti podría dificultarte la huida en caso necesario.
  • Si se te prende la ropa, no corras porque el aire avivaría la llama. Tírate al suelo, cúbrete la cara con las manos y rueda sobre ti mismo.


Tormenta invernal


Pulse para ver/ocultar información

Tormenta invernal

La tormenta invernal se caracteriza por una o varios elementos meteorológicos: nieve intensa, fuerte viento, temperaturas muy bajas, heladas, etc. Puede durar varios días.
Normalmente se puede prever la llegada de una tormenta invernal. Si te enteras por las noticias de la proximidad de una tormenta, puedes adoptar las siguientes precauciones:
  • Revisa que tu sistema de calefacción en casa funciona correctamente.
  • Si vives en una casa o vivienda unipersonal, comprueba que el tejado está en buenas condiciones. El gran peso de la nieve puede provocar derrumbamientos.
  • Ten a mano linternas y velas por si se corta la electricidad en algún momento.
Durante una tormenta invernal:
  • No uses el coche o cualquier vehículo particular a menos que sea absolutamente necesario. Y si necesitas usar el coche o un vehículo particular:
    o Infórmate previamente del estado de las carreteras en tu ruta.
    o Es mejor no viajar de noche y viajar acompañado.
    o Si se prevé nieve, necesitarás cadenas.
    o Comprueba el estado de tu vehículo: líquido anticongelante, frenos, luces, calefacción, limpiaparabrisas, etc.
    o Comienza el desplazamiento con depósito de combustible lleno.
    o Comprueba que la carga del móvil está al máximo por si necesitas pedir ayuda en caso de emergencia. Si es posible, lleva un cargador de coche para el móvil.
    o Si hay nieve o helada en la carretera, es preferible conducir en marchas cortas (1ª, 2ª y 3ª).
    o Si tu vehículo se queda atrapado en la nieve, pide ayuda y no abandones el vehículo. Si la nevada es intensa, intenta retirar la nieve de vez en cuando para que el vehículo permanezca visible.
  • No salgas a la calle a menos que sea absolutamente necesario. Si necesitas salir, protégete la cara y evita que el aire frío entre directamente en los pulmones, por ejemplo, con una bufanda. Comprueba que tu calzado no resbala con la nieve o el agua.


Inundación


Pulse para ver/ocultar información

Inundación

Una inundación es la ocupación por el agua de zonas destinadas a la vida habitual de la gente. Las inundaciones pueden venir del desbordamiento de ríos debido a fuertes lluvias, una fuerte subida de las mareas, un maremoto, etc.
  • Si te enteras de una posible inundación en las próximas horas por las noticias, prevé en casa al menos 4 litros de agua por día y por persona.
  • Si la lluvia está acompañada de tormenta, no busques refugio en un árbol, cueva ni, en general, en ningún lugar elevado, ya que atrae los rayos.
  • Si tu vivienda tiene una planta baja por la que pueda entrar el agua, coloca los objetos de valor, medicamentos y documentos importantes lo más elevados posible. Si es posible, guárdalos en bolsas herméticas.
  • Si vives en una casa o vivienda unipersonal y la inundación se prevé por lluvias, comprueba el buen estado de tu tejado, ya que la fuerte lluvia continuada puede hacer aparecer nuevas filtraciones al interior de la vivienda. Revisa también las bajadas de agua.
  • Retira cualquier objeto alrededor de la casa que pueda ser arrastrado por el agua, por ejemplo, mesas o sillas de la terraza.
  • Si comienza a entrar el agua en la vivienda o si necesitas evacuar, cierra las llaves principales de la luz y el gas.
  • No salgas a la calle a menos que sea absolutamente necesario. Si necesitas salir, no atravieses una zona inundada, ya que la fuerza del agua te puede arrastrar.
  • No uses el coche o cualquier vehículo particular a menos que sea absolutamente necesario. Si necesitas conducir:
    o Infórmate previamente del estado de las carreteras en tu ruta.
    o Evita las carreteras secundarias. Las autopistas y las autovías drenan mejor el agua.
    o Conduce con precaución, evita en lo posible los tramos con grandes cantidades de agua. Si no te queda más remedio que atravesarlo, conducir lentamente y con la primera marcha metida, para evitar que el motor se moje y se quede parado. Comprueba que funcionan los frenos después de atravesarlos.


Terremoto


Pulse para ver/ocultar información

Terremoto

Un terremoto es un temblor de tierra que puede tener distintos grados de intensidad. Cuando es muy fuerte, puede producir desprendimientos de objetos o incluso derrumbes.
No es posible predecir cuándo y dónde se producirá un terremoto, pero algunas zonas de España son más propensas a los terremotos, por lo que si vives en alguna de estas zonas, es recomendable que tomes algunas precauciones. De todas formas, solo unos pocos terremotos son sentidos por la población y la mayoría son de baja intensidad que no son percibidos.
Las zonas más propensas son alrededor de los Pirineos, Andalucía y Murcia. Si vives en alguna de estas zonas, es recomendable que tomes las siguientes precauciones:
  • Ten en casa a mano un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio, pilas, además de algunos alimentos no perecederos (por ejemplo, atún enlatado, leche en polvo, pasta, arroz, azúcar, etc.) y agua embotellada.
  • Comprueba el buen estado de la estructura de tu edificio o vivienda.
  • Asegúrate de que los muebles se encuentren estables y bien fijados a la pared.
  • No coloques en los lugares altos cualquier objeto pesado que pueda caer ante un temblor.
Durante el terremoto, lo mejor es intentar permanecer en el mismo lugar en que te encuentras buscando refugio seguro, ya que es precisamente con los desplazamientos cuando se producen más accidentes. Otras recomendaciones:
  • No salgas del edificio si no sabes que podrás refugiarte en algún lugar seguro muy cercano.
  • Dentro de casa o de algún edificio, refúgiate en los lugares más fuertes, como debajo de una mesa resistente o del dintel de las puertas, agárrate a las patas de la mesa o al dintel. No permanezcas cerca de las ventanas o espejos.
  • Si no puedes refugiarte, protege tu cabeza y cara lo mejor posible.
  • No uses el ascensor, ya que podrías quedarte atrapado si se corta la electricidad o incluso desplomarse el ascensor.
  • Cierra la llave principal del gas si tienes tiempo y de forma segura, pero no cortes la electricidad a menos que creas que puede haber riesgos.
  • Si te encuentras en la calle, corre a espacios abiertos, alejándote de los edificios, paredes, árboles, farolas, escaparates de cristal o cualquier mobiliario de calle que pueda caer. Después del terremoto, no entres en edificios dañados, ya que puede haber riesgo de derrumbamiento aunque no sea perceptible.
  • Si te encuentras dentro de un vehículo, para inmediatamente con seguridad o intenta parar en un espacio abierto y no salgas del mismo.
  • No uses el móvil a menos que sea estrictamente necesario o para pedir ayuda. Piensa que el terremoto lo siente toda la población y es posible que mucha gente esté asustada, colapsando los servicios de telefonía e impidiendo las llamadas verdaderamente importantes.
  • Después del terremoto, permanece alerta ante las réplicas, temblores generalmente de menor intensidad pero igualmente peligrosos.


Temporal de viento


Pulse para ver/ocultar información

Temporal de viento

Es un viento fuerte que sopla a más de 60 km/h. A esta velocidad, se rompen las ramas de los árboles y caminar contra el viento es difícil. Los huracanes y tornados son muy poco frecuentes en España.
Al igual que las inundaciones y las tormentas invernales, suele poder preverse con cierta antelación la llegada de los temporales de viento y se informa en los servicios de meteorología. Si te enteras por las noticias de la próxima llegada de un temporal de viento, adopta estas precauciones:
  • Revisa la resistencia de puertas y ventanas.
  • Asegura toldos, persianas o antenas, y retira cualquier objeto de una terraza o balcón que pueda caer o volar, como macetas, sombrillas, etc.
  • Si se prevén vientos huracanados, cierra las persianas.
Durante el temporal de viento:
  • No salgas a la calle a menos que sea estrictamente necesario.
  • Si tienes que salir a la calle, evita desplazarte cerca de árboles, andamios, muros en mal estado, vallas publicitarias y paseos marítimos.
  • Si hay tormenta, intenta evitar las estructuras metálicas (grúas, farolas, etc. ) y no te refugies en un árbol.
  • Si hay tormenta y estás en casa, no abras las puertas a la calle o las ventanas, ya que la corrientes de aire atraen a los rayos.
  • No utilices el coche o cualquier vehículo particular. Si tienes que desplazarte en un vehículo:
    o Intenta utilizar el transporte público o infórmate del estado de las carreteras antes de salir.
    o Conduce a baja velocidad y agarra con firmeza el volante, ya que una fuerte sacudidas imprevista de viento puede hacerte perder el control del vehículo.
    o Las motos son especialmente vulnerables a los fuertes vientos.